Hábitos esenciales para ser una persona efectiva

En este artículo, te dejamos una serie de hábitos para convertirte en una persona efectiva. Ten presente que estamos hablando de hábitos, lo que significa establecer varias rutinas para la consecución de objetivos.

En este artículo, te dejamos una serie de hábitos para convertirte en una persona efectiva. Ten presente que estamos hablando de hábitos, lo que significa establecer varias rutinas para la consecución de objetivos.

1. Ser proactivo

¿Qué significa ser proactivo? Supone tomar el control y asumir la responsabilidad de tu propia vida. ¿Cómo? Eligiendo cómo actuar y cómo te afectarán las cosas. Quizá puedas pensar que eso es algo que no puedes escoger. Sentimos decirte que no. Elige e intenta solucionar las cosas sobre las que de verdad puedes actuar y deja de preocuparte por aquellas que no puedes controlar o solucionar.

2. Con el fin en mente

¿Qué te gustaría que dijeran de ti en tu propio funeral? ¿Cómo te gustaría haber influido en tu familia y amigos a lo largo de tu vida? ¿Cómo te gustaría verte a ti mismo con 80 años, analizando y recorriendo tu vida?

En ningún momento debes dejar de pensar en tu fin, en tu objetivo vital. Ten siempre presente hacia dónde vas y camina siempre hacia esa dirección, sin dejar de poner el foco en ese gran objetivo.

3. Primero lo primero

Aunque pueda parecer una obviedad, primero debemos hacer “lo primero”. La organización, para la posterior ejecución de las tareas, es clave. Deberás distinguir lo urgente de lo importante. Y es que, en muchas ocasiones, pasamos nuestros días y semanas atendiendo a tareas urgentes, inmediatas, pero que realmente no son importantes para nuestro fin y que no nos permiten avanzar hacia nuestro objetivo vital.

4. Pensar en ganar/ganar

En relación con el desarrollo de tareas y acciones para con los demás, podemos encontrar 4 opciones:

  • perder/perder: a mí no me importa perder (siempre que tú pierdas);
  • perder/ganar: yo pierdo y dejo que tú ganes;
  • ganar/perder: tú perderás siempre, aunque yo gane;
  • ganar/ganar: los dos ganamos. Eso significa: ¿hay algo que podamos hacer para salir beneficiados mutuamente?

Si piensas en una acción que genere un beneficio mutuo, desarrollarás una mentalidad de ganancia doble. Porque, aunque creas que no, es posible llegar a un equilibrio en el que las dos partes salen ganando.

5. Intenta entender para poder ser entendido

Escucha a los demás. No los oigas, escúchalos. Intenta entender el punto de vista de la gente que te rodea. No todos pensamos bajo los mismos esquemas y los mismos paradigmas, no existe una verdad absoluta para todos. Cada uno tenemos nuestra propia verdad, creada a partir de nuestra educación, miedos o creencias, y forma parte de nosotros de manera intrínseca sin que pueda ser completamente extrapolable a cualquier otra persona.

Leave a comment